Como dice Elbert Hubbard existe algo mucho más fino, escaso y raro

que el talento. Es el talento de reconocer a los talentosos.

Tras unos cuantos  años de experiencia en Dirección

de RRHH, como Headhunter y como Coach, he llegado

a la conclusión, que tanto en etapas de bonanza, como

en otras más duras, siempre existe la llamada

"Guerra por el Talento". Prueba de ello, es que a pesar

de disponer todavía de unas preocupantes tasas de

desempleo (sobre todo juvenil), no es extraño encontrar

compañías con dificultadas para cubrir sus vacantes o

 

encontrar ese mirlo blanco tan deseado.

imagen El talento de descubrir talento

Para centrar el debate, sería interesante definir

aquellos valores, competencias, habilidades y

motivaciones, que presuntamente deben poseer

las personas con talento. En primer lugar, considero

que deben disponer de una habilidad especial, es decir,

algo que realicen con un alto nivel de resultados,

cercano a la excelencia, y por encima de un estándar

medio para otra persona. Ese sería el talento, que le hace

ser diferente, relevante y sobresaliente (como indica

Irene Martinez en su libro Marca Profesional), y le permite

construir una propuesta o marca de valor.

Suelen ser personas inquietas y curiosas, que pueden ver oportunidades

de negocio o nuevas ideas, donde otros no ven. En la

parte competencial, destacan especialmente las competencias

llamadas soft, donde encontraríamos la gestión emocional, el liderazgo

relacional, la resiliencia o tolerancia al stress, el poner foco en lo importante

 

(consciencia plena), etc.

imagen El talento de descubrir talento

Además podríamos indicar que el perfil de talento,

acumula capacidad de innovación y creatividad, que le

otorga la posibilidad de generar cambios a gran velocidad.

En cuanto a actitudes, es destacable su alta motivación

por los proyectos y su capacidad de constancia.

La asertividad (respetar a los demás y a uno mismo), y

el sentido de la justicia y equidad, y la libertad,

suelen estar presentes entre sus valores.

Todo ello, unido a 10000 horas de training nos otorga

 

la maestría en cualquier campo. 

imagen El talento de descubrir talento

Pero como ya hemos comentado en otras ocasiones,

talento es talento en acción, por lo que si no hay

resultados nos quedamos solo en falsas creencias

y expectativas (la eterna promesa). En definitiva, talento sería

poner en acción nuestra propuesta o marca de valor.

Por ello, mi experiencia me dice que para el éxito

de una persona, un 50 o 60% depende de su talento que viene de serie

(que ya hemos comentado anteriormente), un 40 o un 30%

de su actitud y motivación y un 10 o un 20% del entorno

 

(a su vez, este último influye en la actitud).

imagen El talento de descubrir talento

Como ejemplo, indicar muchos casos de futbolistas

que han tenido éxito en un club, y tras su flamante fichaje

por otro equipo no terminan de ofrecer el mismo

rendimiento. Los factores externos del entorno (nueva ciudad,

compañeros, clima, métodos, etc.)

afectan a la motivación, y por ende a los

resultados de su desempeño. Trasladado a la empresa,

sería fundamental alinear el talento con el puesto que

sea adecuado para el, y facilitar todo lo necesario

 

para que pueda ofrecer la mejor versión de si mismo.

imagen El talento de descubrir talento

A partir de aquí, os animo a no dejar de identificar el talento

en otras personas, siempre que antes tengamos ya localizados

 

y entrenados los nuestros (autoconocimiento).

imagen El talento de descubrir talento