¿Alguna vez has experimentado que tu trabajo ya no tiene sentido? ¿Has

sentido que ese ya no es tu sitio? Pues en ese caso, es momento

de plantearse nuevos rumbos y horizontes profesionales.

imagen Despliega tus alas y vuela

Vivimos en una sociedad que nos ha educado en la resistencia. Quien

no ha oído ese refrán que dice, “más vale malo conocido que bueno por

conocer”. Con esas creencias asumimos que lo normal o habitual es

disponer o permanecer en un trabajo a pesar de...Con este histórico,

asumimos y permitimos obedecer a jefes autocráticos que no te permiten

pensar, sino solo ejecutar, y a organizaciones tóxicas y poco saludables,

donde de ti solo importa cómo y cuánto produzcas. Quien no ha pasado

alguna vez por una situación similar. Mientras, el ser humano tiende a buscar

la felicidad en otras cuestiones. Algunos se aferran a su familia, como elemento

cohesionador, otros deciden centrarse en un deporte (correr, correr y correr), o

incluso en una habilidad innata cómo dibujar, bailar, etc. Todo ello, en la

búsqueda de ese salvavidas donde aferrarse y dar sentido a su vida.

En medio de la dificultad reside la oportunidad.-Albert Einstein.

imagen Despliega tus alas y vuela

En este contexto, me gustaría reflexionar sobre algunos aspectos como

la autoestima. Pensemos que solo se vive una vez, y al igual que no deseamos

pasar nuestra vida junto a una persona a la que no amamos, no tiene

sentido realizar lo mismo con una empresa que no te corresponde.

A lo largo de mi vida profesional, siempre he utilizado el símil de la balanza,

valorando constantemente lo que yo ofrecía y aportaba a una organización, y

lo que recibía a cambio. Siempre pensé que debe ser una ecuación "win to win".

Por ello, a pesar de haber sido educado bajo la premisa de la resistencia, tenemos

que empezar a cambiar algunas creencias y dejar nacer y aflorar otras

como la autoestima y la confianza en nosotros mismos. Para ello, os lanzo una

pregunta, ¿que os hace permanecer en ese tipo de empresas? Pues

la respuesta será seguramente la estabilidad económica, la incertidumbre, etc...

En definitiva, el miedo al cambio. El miedo viene acompañado de falta de seguridad

y confianza. Pero hay una buena noticia. Es posible superar tus miedos y

conseguir vencer aquello que te paraliza. Para ello, solo basta con diseñar

algunos pequeños objetivos que te vayan generando logros y aumentando tu nivel de confianza.

A su vez buscar aliados en tu red de contactos y herramientas para contrarrestar esos miedos, puede ser una buena receta.

Con todo ello, no os estoy invitando al suicidio laboral. Todo el mundo es consciente que el mercado laboral todavía no está para tirar cohetes, y que a veces no es sencillo renunciar al status actual, pero si puede ser compatible, diseñar tu plan de carrera profesional y pasar a la acción, mientras continúas en la situación actual. Para ello, te lanzo algunas claves:

imagen Despliega tus alas y vuela

1.     Toma consciencia de tu situación actual y se honesto contigo mismo. No alimentas el auto-sabotaje. Este no es el trabajo que deseas para ti.

2.     Comienza a desarrollar tu marca personal y profesional, especialmente en la RRSS.

3.     Diseña tu sueño profesional y comienza a plasmarlo. ¿Cómo sería un día en tu trabajo ideal?

4.     Riega y enriquece tu red de contactos de valor e influencia, que te pueden acercar a tu meta.

5.     Trabaja tu autoconocimiento, descubre tus talentos, y define cuál es tu propuesta o marca de valor para una compañía, o para tu propio proyecto de autoempleo.

6.     Confecciona tu plan de acción (escalera) con 6 objetivos (peldaños) que irás alcanzando en los próximos meses.

7.     Finalmente, revisa y analiza tu productividad y realiza una autoevaluación de tus acciones.

Tras esto, al 2017 solo le pido que despliegues tus alas y vueles allá donde seas FELIZ.

 

 

Los hombres se hacen más fuertes al darse cuenta de que la mano ayudante que necesitan esta al final de su propio brazo.-Sidney J. Phillips.

 

imagen Despliega tus alas y vuela