Que las personas no son propiedad de nadie es algo

que a estas alturas todo el mundo debería tener claro, y en especial

las empresas. Por desgracia, todavía queda un reducto

de algunas compañías que tienen muy presente el

sentido de la propiedad. Algunas de ellas muy ancladas en el pasado,

y otras incluso que se visten de modernidad.

Metidos de lleno en esta cuarta revolución industrial

4.0 donde la transformación digital y el internet de las cosas

está generando nuevos sistemas de trabajo y nuevas formas

de comercializar los productos y servicios, también deberíamos reflexionar

sobre si nuestros estilos de management y nuestras políticas de gestión

de personas son las propias de este nuevo tiempo.

imagen ¿Por qué los millenials dejan las empresas?

En este nuevo Status Quo se incorporan en nuestro día a día nuevos términos

ligados a la atracción y fidelización del talento (Digital Employer Branding,

Gamificación, Social Recruitment, Employee Advocacy, etc).

Mi experiencia ligada a entornos donde proliferan los millenials, así

como mi contacto con ellos en numerosos procesos de selección me

inclinan a posicionarme en diversas causas que producen el abandono

de las compañías por parte del llamado "talento digital". Pero antes como síntoma previo, te

lanzó dos preguntas ¿Recibes muchas candidaturas espontáneas?

¿Tus procesos de selección se cubren con rapidez? Si has contestado a una de

ellas al menos con un NO, pasa a la acción si no quieres que el siguiente

pasó sea la fuga de talento

imagen ¿Por qué los millenials dejan las empresas?

Y ahora vamos a detallar esas causas que puedan influir y terminan en rompiendo los lazos entre los millenials y las organizaciones.

 

 

1- Salarios por debajo del valor del colaborador en el mercado solo

por el hecho de su falta de experiencia.

 

2- No valorar que son la generación más preparada y con mayores

recursos.

 

3- Falta de retos y de objetivos profesionales claros y motivantes.

 

4- Ausencia de desarrollo profesional (planes de carrera) y/o de proyectos

interdepartamentales que puedan motivar a nivel individidual.

 

5- Escaso liderazgo y acompañamiento por parte de los Managers,

así como falta de ejemplaridad.

 

6- Deficientes sistemas de comunicación interna y de transparencia

en el manejo de la información corporativa, así como no atender las

ideas y limitar la toma de decisiones.

 

7- Falta de coherencia entre la cultura y los valores que se transmiten

y la realidad. Y por ende, falta de alineamiento entre los valores de

la compañía y los de los colaboradores.

 

8- Ausencia de horarios y jornadas de trabajo flexibles que potencien.

el trabajo por proyectos por encima del presentismo.

 

9- No disponer de sistemas de retribución variables ligados a la productividad,

donde prime la gamificación.

 

10- No adaptar los planes de formación a la nueva realidad

(entornos personales de aprendizaje, universidades corporativas, etc).

 

11- Ambientes de trabajo tóxicos donde no se produce un enriquecimiento

personal y profesional del colaborador, y deriva en una falta de engagement

en los equipos.

 

12- No situar al cliente interno en el centro del modelo de negocio. Como decía Richard Branson,

fundador de Virgin, "cuida de tus empleados y ellos cuidarán de tus resultados".

imagen ¿Por qué los millenials dejan las empresas?

Como conclusión, considero que las organizaciones deben reflexionar

sobre sus modelos de atracción, gestión y fidelizacion del talento.

En la actualidad, la balanza se encuentra mucho más equilibrada, y hablamos

de diálogo entre marcas (Saltar de la pecera. Cristina Mulero) a la hora

de realizar un proceso de selección. Por ello, dejemos de hacer nuestro el

concepto de propiedad (retención del talento) y comencemos

a trabajar en políticas de fidelización y engegament. Para ello, comienza

por escuchar a tus equipos, tenerlos en cuenta en la toma de decisiones y sellar

un contrato personal y emocional (más allá del laboral). Ya lo decía Steve Jobs, "No tiene

sentido contratar personas inteligentes y después decirles lo que tienen que hacer.

Nosotros contratamos personas inteligentes para que nos digan que tenemos que hacer".

Y recuerda, el talento no estará para siempre en tu compañía (algunos

estudios hablan que los millenials cambiarán entre 15 y 20 veces de proyecto en su vida profesional).

Por ello, aprovecha al máximo su permanencia y acepta la nueva realidad, 

imagen ¿Por qué los millenials dejan las empresas?

Si después de esto, piensas que en tu compañía se producen más del

50% de estas causas, es el momento de detenerse, reflexionar y diseñar

una nueva estrategia junto a la Dirección, y que integre a toda la organización

en la generación de una auténtica Factoría de Talento.

imagen ¿Por qué los millenials dejan las empresas?