Que el talento y los valores no pasan de moda es una realidad

en el contexto actual. Poseen ese blindaje atemporal que les dota de un

aurea especial que permanece vigente en todos los estilos y tendencias

en materia de gestión de personas. ¿Por qué será?

Como indica el experto en Talentismo Juan Carlos Cubeiro, talento

es poner en valor lo que uno sabe, puede y quiere hacer.  Asimismo, el

filósofo y educador Jose Antonio Marina lo define como inteligencia

triunfante que dirige el comportamiento hacia la libertad, la dignidad

y la Felicidad.

Un humilde servidor ha acuñado la definición de Talento como poner en acción

tu marca o propuesta de valor, es decir, aquello que se te da bien

(fortalezas) con aquello que te gusta (pasiones), teniendo en cuenta

lo que ofrece el mercado.

imagen Talento sin valores no conduce al éxito y a la felicidad

Asimismo, definimos valores como el conjunto de principios, que le permiten

a los seres humanos mediante su comportamiento, realizarse como

mejores personas. Es decir, son esas cualidades y creencias que vienen

anexadas a las características de cada individuo y que ayudan al mismo

a comportarse de una manera determinada. Los valores posibilitan la

determinación de nuestras prioridades, y ayudan a encaminar la vida

hacia la autorrealización. Estas creencias permiten elegir al hombre entre

una situación u otra, ya que los valores marcan y regulan todas

nuestras relaciones. Nos enamoramos de una persona por sus valores,

nos incorporamos a una organización, un proyecto o un equipo por

compartir valores comunes. Asimismo, rompemos relaciones y dejamos

las empresas por esos mismos valores que nos representan, y no

vemos reflejados en compañeros, parejas y directivos.

Por tanto, si cabe, igual o más importante es poseer unos valores éticos

e íntegros, que disponer de un talento especial para alguna actividad.

El ego y la falta de empatía alimentan la falta de esos valores.

imagen Talento sin valores no conduce al éxito y a la felicidad

El ex-jugador de baloncesto José Luis Llorente en una conferencia impartida

en la Escuela de Padres indicaba que los principios del deporte son base de

una educación en valores. Asimismo afirmaba que "el talento sin valores

no sirve para nada". Llorente comentó que en 1.999 la selección española

ganó el Mundial de Baloncesto Junior y comenzó lo que se bautizó como

la "edad de oro del deporte español". Deportistas como Iniesta, Casillas, Gasol

son modelos para la sociedad porque son humildes y respetan las normas.

Y muy especialmente, el referente es Rafa Nadal, una persona humilde, honesta,

trabajadora, generosa, integra y respetuosa. Como contrasentido podríamos

citar a Fernando Alonso, que tras conseguir su primer título mundial

exclamó "no le debo nada a nadie".

imagen Talento sin valores no conduce al éxito y a la felicidad

A lo largo de mi carrera profesional he conocido a diferentes personas que representan

una u otra posición. Por ello, puedo concluir que en la base de todos los

procesos de selección de personas debemos anteponer alinear

los valores, la cultura, la misión y la visión de una organización o proyecto, con los de

los candidatos, por delante del propio talento de los individuos. Esa falta de alineación entre unos y otros condena por seguro al fracaso.

Por tanto, talento si, pero no a costa de todo, y pagando peajes de

los que luego nos podamos arrepentir.

imagen Talento sin valores no conduce al éxito y a la felicidad

En definitiva, podemos concluir que talento sin valores no conduce al éxito y a la Felicidad,

ya que esos comportamientos que en algún momento puedan obtener algún resultado beneficioso

para un individuo, no pasará de ser a corto plazo, y nunca pleno ni feliz.

En la vida no vale todo a costa de todo.El esfuerzo, el compromiso, la humildad, el respeto, la integridad, la valentía y la libertad siempre terminan imponiéndose con el tiempo. La Luz vence

a la oscuridad siempre.

imagen Talento sin valores no conduce al éxito y a la felicidad

¿Has roto con tu pareja, has abandonado un proyecto o una organización?

Reflexiona sobre aquellos valores que han influenciado directa y

proporcionalmente a ello. Solo dentro de nosotros tenemos la respuesta.

imagen Talento sin valores no conduce al éxito y a la felicidad